Dana, suma sacerdotisa

Tienes conocimiento divino que puede ayudar a otros mediante tu enseñanza espiritual.

Sobre mí, y mi historia…

Hola, soy Verónica Enriquez. de San Isidro, Bs As. Después de recibir formación holística en Estados Unidos a nivel personal (entre el 2005 y el 2009), para poder superar mi dolor al recibir a mi primer hijo David (2004), con una discapacidad compleja llamada Síndrome de Angelman. Llena de angustia, al borde de la depresión, y sin querer usar medicina tradicional, emprendí mi viaje al mundo holístico para ayudarme a atravesar el momento que estaba viviendo. Realicé distintos viajes para vivir experiencias y aprendizajes con distintos chamanes. Y Jodoroski como base de aprendizaje en la escuela de psicomagia y tarot, entre otras cosas. Así logré ir sanando mi alma, y decidí llevar la misión de ayudar a otros a través de mi propia experiencia.

Cuando retorné a Buenos Aires, Argentina en el 2011, comencé con mi proyecto: «Si puedo ayudar a sanar a un corazón, no habré vivido en vano».

El toro representa a mi hijo David, es la fuerza.